Tu trato con los animales hablará de ti mejor que tus palabras -R.M.J.

lunes, 1 de junio de 2009

Jasmine; la perra que ama a todos los animales


SU AMOR MATERNAL ESTÁ POR ENCIMA DE LAS ESPECIES
.
.

.
Año 2003. Warwickshire (Inglaterra)
.
La mañana había hecho de la superficie el apeadero de la niebla. Todo rezumaba una pátina gris de fantasmagórica presencia. Las cosas emitían formas desdibujadas y los sonidos rimaban con el crujir de casas encantadas. Las personas parecían esos barcos navegando río abajo, que poco a poco son tragados por la bruma invernal.

En la desdentada boca de un cobertizo, y encerrada en una estrecha caseta de can, estaba una perra. Tenía hambre, tenía frío, y en el ambiente no planeaba un solo ruido, ni un murmullo; nada que le acelerara el vigor de la esperanza. ¿Por qué no venía su familia humana? Esa familia a la que ella le diera todo su amor, y en la que esperaba continuar hasta que el hachazo de la muerte marcara la separación. ¿Por qué este silencio? ¿Por qué esta soledad? ¿Qué hacía en esa oscuridad de noche interminable? ¿Ya se habían olvidado de ella? La reclusión la abrumaba, los huesos le dolían y las heridas frenaban la necesidad de movimiento. Aquellos que amaba golpearon impunemente la mansedumbre de su cuerpo amigo. No obstante, sentía añoranza por el tiempo ido, cuando la dicha remaba sin mancha de renuncia. ¿Será que hizo algo muy grave? Pero, ¿su nivel de culpa empañaba los días felices, al punto de cerrarle el acceso al perdón humano? ¡Ah!… si regresaran los recibiría sin rencor y volvería a jugar con ellos. La perra se negaba a aceptar su realidad; fue abandonada y el abandono ponía su suerte en la voluntad de los hombres.

La Policía, con pulso firme abrió la caseta, y ante los ojos sorprendidos de la ley se reflejó la imagen de una perra whimpering, que escondía su recelo detrás de un mirar acobardado. Habíanla encerrado y la dejaron en el silencioso torbellino de la muerte lenta. La pobre respiraba con el miedo asilado en el gesto, la suciedad eclipsando su pelo, y la desnutrición apeándola de cualquier intento de fuga. Su deprimente estado lo describía todo; con ella el maltrato se cerró para dar paso al apogeo de la crueldad. La sacaron al aire libre, y la luz liberadora derivó en rayo turbio de la derrota; en viaje inútil hacia la nada.
.
La piedad ablandó los corazones de los policías, y en decisión hermanada con la premura, la llevaron a Nuneaton Warwickshire Wildlife Sanctuary, dirigido por Greff Grewcock. Un sitio conocido como refugio para animales abandonados, huérfanos o necesitados de atención urgente.

Entró al Centro mirando de reojo; con la desconfianza esquiando en sus costillas. El lugar le resultaba extraño y aquellos que la recibieron manifestábase propensos a poblarla de cariño. Un destello de afecto afloró en su mente, pero la lengua se negó a hacer amistades lamiendo algunas manos.
.
El personal del santuario se marcó los dos caminos que encausarían el trabajo; restablecer la salud de la perra, y ganar su confianza. Varias semanas de horas lentas y largo aliento fueron testigo del empeño, y el empuje de la insistencia mostró su rostro amable al cuajar con éxito los dos objetivos.
.
Ergo darle un nombre, Jasmine, la gente del sitio se embarcó en la consecuente obligación; buscarle un hogar adoptivo.
.
Mas, en la cabeza de Jasmine bullían otras ideas. Nadie recuerda cómo, pero empezó a cobijar bajo el manto de su cuidado a todos los huéspedes que arribaban al santuario. Sin distinguir entre un cachorro de perro, de zorro, un pájaro, u otro animal recuperado o herido, Jasmine lo acogía y se dedicaba a lamerlo con maternal entrega, sin ceder al cansancio ni darle luz a la tentación del descanso.

Geoff evoca uno de los primeros contactos: "Fue con dos cachorros que habían sido abandonados cerca de una línea de ferrocarril. Uno cruza de Lakeland Terrier, y el otro cruza de Jack Russell Doberman. Eran pequeños cuando ingresaron al centro. Jasmine, al verlos se acercó, y con la boca cogió a uno por encima del cuello y delicadamente lo puso en el sofá. Luego hizo lo mismo con el otro. Después se sentó en el medio de ambos a atenderlos tal si fueran sus cachorros".
.
"Ella es así con todos nuestros animales, incluso con los conejos. Con su protección los conquista y los ayuda a sentirse integrados; a aceptar su nuevo entorno. Ha hecho lo mismo con cachorros de zorro y de tejón. Lame a los conejos y a las cobayas, e incluso permite que las aves se posen en el puente de su nariz".
.
Así, delante de los ojos emocionados de la gente del Centro, Jasmine, aquella perra estigmatizada por el maltrato y el abandono, derivó en madre sustituta de los animales residentes; un papel para el que parece haber nacido.

Muchos animalitos jóvenes, que entraron tiritando de inseguridad, trayendo en las miradas el espejo de la desolación, se beneficiaron de su asistencia. La larga lista la conforman; cinco cachorros de zorro, cuatro de tejón, quince polluelos, ocho cerdos de Guinea, dos perritos callejeros, quince conejos, más algunos corzos y ciervos. Jasmine, con la amplitud de su cariño consigue, que las criaturas de diferentes especies no se maten entre ellas.

Merece destacarse la entrañable relación que mantienen Jasmine y Bramble, un diminuto cervatillo de once semanas de edad, encontrado semi-consciente en un campo. A su llegada, la perra lo arrimó a ella a fin de mantenerlo caliente, y persistió en su propósito jornadas tras jornadas, asumiendo plenamente la función de mamá.
.
"Bramble y Jasmine son inseparables" -dice Geoff-. "Él se pasea entre las piernas de ella, y en todo momento se intercambian besos. Es un placer verlos caminar juntos por el Santuario".

Bramble seguirá al cuidado de Jasmine, hasta que la edad le amuralle el cuerpo y el instinto de supervivencia dirija sus pasos, facilitando así su devolución a la vida del bosque. Y cuando el instante los enfrente al alejamiento, la libertad burbujeará en la sangre de Bramble, y el ánimo de la perra se quedará flotando en el vacío de la ausencia. El cervatillo volverá junto a sus pares, y Jasmine buscará otro destinatario donde encausar su ternura.
. De izquierda a derecha; Toby (un perro callejero), Bramble, Buster (un Jack Russell), un conejo, Cielo (un búho herido), y Jasmine, la "madre" de todos.

Los próximos animales que arriben a Nuneaton Warwickshire Wildlife Sanctuary”, allí la conocerán. Allí los estará esperando el amor de una perra que habita sobre la división de las especies. Porque el amor, siempre será un caudal con alas propias, que surca el espacio de los sentimientos con abrazo transparente.
.

Autor del texto: Ricardo Muñoz José

http://linde5-otroenfoque.blogspot.com/2009/04/jasmine-la-perra-que-ama-todos-los.html (Aquí puedes dejar tu comentario)
.
Historia e imágenes tomadas de Internet.
.

44 comentarios:

lagalgalluenta dijo...

¡¡¡ Que historia más hermosa !!!
La perra tiene una mirada increible ¡¡¡ es toda amor !!!
Cuanto nos enseñan, y cuanto tenemos que aprender de ell@s...
Gracias por taernos historias bonitas.

churrinche dijo...

La compenetración perfecta para una buena lectura; una historia tierna y una narración emocionante.
La historia de Jasmine, todo un ejemplo edificación, partiendo de lo que fue para llegar a lo que es, conmueve y dulcifica; es impresionante.
Pero, creo, alcanza un nivel notable contada por la prosa de Ricardo.
Si alguien después de leer el escrito no se derrite de amor, es porque está muerto.
Sos grande Ricardo. Nos encontramos en la esquina del próximo relato.

Un saludo desde Uruguay, el país que tiene un río de una sola orilla.

Carlos Eduardo Vásquez - Comunicador, Catedrático y Corrector Literario dijo...

Tanto que aprender... Tolerancia. Me pregunto cómo sería el mundo si... En fin.

Alejandro dijo...

Qué maravillosa labor la de Jasmine. Lo que da rabia es pensar que estuvo a un paso de la muerte, y este tesoro de amor se habría perdido.
Y sus antiguos dueños, los que la encerraro para que se muera sin ayuda de nadie, ¿se habrán enterado de la nueva vida de la perrita? ¿Se les caerá la cara de vergüenza, o seguirán a su aire desparramando crueldad?

Ricardo, nunca dejás de sorprenderme con las historias que encontrás y relatás, para llenarnos a todos de nuevos saberes. Es un placer leer tus relatos.

Desde Guatemala te mando un abrazo.

Lenny dijo...

Creo que despues de leer este relato, se me acabaron las palabras. Es el fiel reflejo del amor, algo que todavia los seres humanos no hemos llegado a comprender y a cultivar. Gracias Ricardo por recordarnoslo.
Un abrazo, Lenny

Dragon dijo...

Que hermosa historia! cuanta ternura, amor y enseñanza en esta historia. Impresiona la mirada de Jasmine, la tranparencia de sus ojos, irradian amor. Adorable.

Mary dijo...

Es increíble todo lo que nos queda por aprender... Lo triste es que el ser humano, con toda su racionalidad, es incapaz de demostrar a los animales lo que ellos ya han demostrado sobradamente en infinitas ocasiones: su lealtad desinteresada y su escasez de prejuicios... Brindan su amor incondicional sin esperar nada a cambio.

Una historia increíble que por suerte es una realidad.

Gracias Ricardo.

Saludos,
Vane

madrileña dijo...

¡Qué perrita más amorosa! Su instinto maternal puede con todo y con todos. El suyo es un ejemplo que debería llegar a la niñez. Y no tanto dibujitos por la tele, que más que estimularles la ternura los atonta.
Entre la gente defensora de los animales, ¿no hay nadie que consiga que tus textos sean leídos en ambientes infantiles?

Tu afán en hacernos sentir el pensamiento de la perrita durante su encierro, lo encuentro muy literario. Es una forma de asimilar los sentimientos de otras especies.

De los mal nacidos que la abandonaron para que se muera de hambre y en completa soledad, ¿no se sabe nada? Habría que darles unos palos a ellos y encerrarlos unos días en una caja, sin agua, ni comida ni luz, para que comprendan el dolor que causaron.

Ricardo, la Madrileña de Chamberí no termina de agradecerte las historias que nos traes.
Un beso

Carles Codina Calm dijo...

El amor, la medicina que lo cura todo,el amor un super-complejo vitaminado, porque el amor nutre al que da y al que lo recibe,... Jasmine una gran maestra para todos, como dicen los comentaristas que me preceden, es muy importante que historias como estas se expliquen a los niños, la escuela, los padres,...nuestro futuro y de paso el futuro de este mundo esta en ellos.
Tenemos que reconducir el timón de nuestro barco si no queremos perecer todos en el naufragio al que estamos destinados si no logramos enderezar nuestra nave.
No comparto la idea de que se tenga que castigar a sus antiguos propietarios, Jasmine no lo haría, el amor no admite el castigo, solo la enseñanza, porque el que es malo lo es porque es ignorante,... la ignorancia no se corrige con el látigo sino con lecciones como las que nos da Jasmine día tras día...
Cuando nacemos nos hundimos en una amnesia que hace que nos olvidemos que todos los seres de este mundo: animales, salvajes humanos, plantas,... somos una diminuta parte de un todo,... empezamos a alimentar equivocadamente a un ego ciego y tonto que nos dice que tenemos que ser los más listos, los más rápidos, los más ricos, los más valientes,... Más alimentamos nuestro ego, más incrementamos nuestra ignorancia y nuestra desmemoria,... Hasta el extremo de creer que seremos más si nos cargamos a nuestros compañeros de viaje,...nos comemos a unos, maltratamos a otros, ignoramos a la mayoría y en el summun de nuestra ignorancia incluso dejamos morir de hambre a nuestros congéneres y nos lanzamos a guerras que a la vez que amplían el ego de unos pocos, destruyen y hunden en la miseria todo lo que encuentran a su alrededor.
Jasmine por suerte es más lista que todos nosotros, no ha olvidado la luz de donde venimos todos sin excepción, sabe que solo se puede dar amor,...
Excelente historia Ricardo! muchos te seguimos,...

Virginia dijo...

No solo es una historia preciosa sino que nos da una lección de humildad y de saber perdonar a los que le han hecho tanto daño...
Se diría que tanto dolor y sufrimiento ha dado lugar al nacimiento de un ángel.
Gracias por deleitarnos no solo por la historia sino también por tu forma de escribir.
Un saludo.

Awaken dijo...

MARAVILLOSA HISTORIA!!!!GRANDISIMO RELATO!!!!
TE FELICITO RICARDO, ERES GENIAL!!!
EMOCIONANTE, CONMOVEDORA!!! NO TENGO PALABRAS!!!
UN FUERTISIMO ABRAZO RICARDO, Y SIGUE ESCRIBIENDO PORQUE REALMENTE ES UN PLACER LEERTE!!!

Nacho Carreras dijo...

Entrañable y hermosa historia de amor, a pesar de la crueldad de los "amos" abandonándola a su suerte.
Conmovedora.

Un abrazo desde Valladolid.

(Me alegra, de verdad, mucho tu segunda edición)

Pedro dijo...

Si el hombre dejara de ser altivo, único, egocentrista, aniquilador, y sus ojos como los de un sabio de antes, fuesen capaces de ver a las otras criaturas vivas, a las otras especies diferentes que malviven junto a nosotros; podría desde luego descubrir un mundo maravilloso, lleno de sentimientos y amor, esos mismos sentimientos que no son únicos en nosotros, sino extensible a los demás seres vivos.

Y esta historia es un ejemplo de ello, es una bello relato que nos transmite eso que estamos perdiendo, ese hilo que aún nos mantiene unidos a todos por ser hijos de la evolución.

Gracias Ricardo, porque una vez más, has llegado a mi corazón y mis lágrimas que suelen pasearse a menudo ante estas situaciones me han inundado los ojos, y he querido soñar que un día todos podamos abrazar la esperanza de haber conseguido que sus derechos fundamentales sean reconocidos.

Gracias Ricardo, gracias.......

Pedro Pozas Terrados
Director Ejecutivo
Proyecto Gran Simio (GAP/PGS-España)

Carmen dijo...

Historia impresionante. Tierna. Demoledora. Arrasa con el corazón más duro. Después de leer la historia de Jasmine, las manos tiemblan y las lágrimas ruedan de felicidad.
Lo que tan mal comenzó ¡qué bien terminó!
Jasmine es todo un ejemplo viviente del amor. Ella ama porque ama; sin cortapisa y sin esperar nada.
SE MERECE UN MONUMENTO.

Ahora, sin tu intervención Ricardo, la historia nos habría llegado de otra manera; emocionante por el contenido,pero sin lo detalles que dan relieve a la narración. Los pensamientos de la perra adentro de la cucha, me conmovieron al punto de pensar en otro final.
Tu prosa llega fácil.
Me uno a los comentarios anteriores; las historia que contás deberían leerse en las escuelas.

Como te han dicho antes, yo también estoy con vos, en la distancia, pero a tu lado.
Sos un talento, pibe.

Un beso desde Animalandia
Mendoza, Argentina

Virna dijo...

Que historia Ricardo!!
Realmente apasionante!! Es que nuestros galgos son increibles!
Tenemos tanto que aprender de ellos...

Un saludo compañero!

nora dijo...

La historia de Jasmine me confirma que el amor maternal se da en todas las especies, aunque no de idéntica forma. Entre los animales la especie no es un límite en la práctica maternal. Algo que sucede poco en la especie humana. Sé que a muchos animales se los cría, se les da cariño y protección sin límite. Pero a la gran mayoría se los cría para comerlos, y los que no podemos comerlos los matamos por diversión o para que no nos molesten. También los matamos porque desconfiamos que nos atacarán, o lo que es peor, por estar influenciados por la superstición de mucha gente que les atribuye poderes maléficos (el caso de las serpientes o los búhos).
Esta perrita humillada, torturada y abandonada es el claro retrato de la predisposición animal a amparar al más débil. Jazmines, entrega lo único que tiene; su amor. ¿No es un ejemplo que los humanos deberíamos imitar?
Ricardo, tu narración impecable, como siempre.

Un beso desde Asunción, Paraguay

verboenazul dijo...

Jasmine es impresionante. Es capaz de derretir el corazón más helado. Ese afán de ofrecer su amor, sin limitaciones, en completa entrega, es de un contenido indescriptible. ¿Le harán un monumento? ¿O la ceguera humana dejará que este ejemplo de altruismo se pierda sin dejar un solo vestigio que lo recuerde?
En cuanto a tu prosa, Ricardo, inspiradísima, tierna, fina, de elevado nivel.
Yo también pienso que tus textos deberían ir más allá; llegar a los niños y, especialmente, a los mayores. Tus textos educan y embellecen el trato de los humanos con los animales.

Un abrazo dominicano

Carla dijo...

Qué historia más bonita. La encontré de una ternura contagiante. Si hasta parece una madre humana. Me recordó a esas señoras de antes, que se dedicaban a cuidar niños como si fueran sus propios hijos. Se alegraban por ellos y sufrían por ellos.
Pero nunca supe que una perra hiciera lo mismo. Lo que hace Jasmine es impresionante.
Ricardo, no sé cómo encuentras estas historias pero siempre me emocionan y acabo llorando
Muy bonita la forma de narrarla. Gracias.

Maripaz Brugos dijo...

Preciosa historia, que nos demuestra una vez más, que los animales, nos dán leciones de humanidad, en cada momento

Gracias por compartirlo .He llegado a tu blog, por casualidad y me ha encantado

Tienes una lectora más

tiziana dijo...

Hola Ricardo
espectacular nota de una de tantas de las capacidades que tienen los animales y carecen muchos humanos.
Soy de Uruguay, no tengo Blog, pero si reenvio informes y me gustaria reenviar este informe con link a tu blog.
Tiziana Crosara
Proteccion URUGUAY
protectorauruguay@gmail.com
www.anpauruguay.org
www.animalsmatter.org
www.animalessinhogar.com.uy
Miembro de ANPA
Miembro de WSPA
URUGUAY

Gaueko dijo...

Que pasada de animal.
Si esque no me cansaré de ver como los animales, por muchas maldades humanas que hayan vivido, por mucho dolor y pena... siguen teniendo un corazón enorme. No es que perdonen porque ni siquiera odian, realmente los animales son tan perfectos que no se si hemos evolucionado o involucionado. Espero que poco a poco el mundo entero tome conciencia de estas cosas, nos iría mejor a todos.

Me ha emocionado la foto familiar jeje

Odi Marley dijo...

Esta vez tengo que aceptar que “lo que mal comienza bien termina”. Jasmine, por poco no acabó sus días encerrada, golpeada, con hambre y con frío. Si no era por los policías (me imagino que alguien llamó), la pobre terminaba como terminan muchos animales; maltratados, aislados, y abandonados. Pero la suerte también existe, y ahí está ella; para demostrar que ninguna vida es desechable. Que toda vida encierra una grandeza. Su historia es tan tierna que da pena que no la lean los niños, o que se la lean, para formar su criterio de nuestra relación con el mundo animal.
Las fotos me encantaron, y como dice el comentario que me precede, la que está “en familia” te derrite el corazón.
En cuanto a la narración, la divido en dos; la segunda es prácticamente un documental, pero la primera es un deleite de prosa narrativa. Ricardo allí encontraste terreno para desplegar tu vena dramática.

Un beso para ti y para todos los que te leen.
Madrid, España

walter dijo...

Qué hermoso ejemplo el de la cusquita. Tiene más amor maternal que muchas de las madres que andan por ahí. Evidentemente, si ella actúa así es porque se siente segura, protegida y amada. Todo eso que le dan en el Santuario. ¿Y los niñitos de esta época, la época de Jazmines, se quedarán sin conocerla? ¿No es una injusticia?
En fin Ricardo, vos sabés cómo es la cosa; los defensores de los animales no te ven, o entre ellos también corren envidias. Lo digo, porque no apoyar tu trabajo para propagarlo entre la niñez, es algo que no me queda bien claro.
En cuanto a tu prosa, como nos tenés acostumbrados; de primera.
Sé que te voy a ver triunfar.
Un abrazo desde Quito, Ecuador

Dana dijo...

Gracias por hacernos partícipes de esta historia increíble y profunda. Para ellos es tan fácil dar sin esperar nada a cambio ... ¡tenemos tanto que aprender! Y al igual que mis compañeros estoy maravillada con tu forma de escribir.
Un saludo, y gracias una vez más.

Alex dijo...

historia preciosa!!!
Gracias por invitarme a leerla!!
Se me saltaron las lagrimas ...
¿tiene pagina ese santuario?

Te dejo un gran abrazo !!!

La pandilla dijo...

Uf Ricardoque decir , gracias por la invitacion me ha emocionado leer esta historia , yo siempre digo que los animales nunca dejan de sorprenderme , muchas veces hay mas nobleza y humanidad en ellos que en muchos seres que se hacen llamar "humanos" y cometen atrocidades en contra de seres que solo quieren y regalan amor a manos llenas y sin ningun interes mesquino .
Dios bendiga a jasmine y mil gracias nuevamente , un abrazo grandote .

Veronita dijo...

Que historia llena de amor incondicional, y cuantas enseñanzas que nos dejan todos los dias los animales, en este caso Jasmine, la verdad me emociono mucho, tanto la historia como sus fotos!
Dios bendiga a todos los animales!

Spooky dijo...

Es muy bonito. Gracias por escribir esto.
Un saludo.

J.Carlos dijo...

Ricardo, para mí, en la primera parte está el meollo de la historia. Si no nos hubieras definido la situación en que estaba Jasmine, sus pensamientos en aquella soledad, su miedo ante el ansiado y a la vez atemorizador rescate, es posible que nuestra admiración hacia la perrita hubiese sido de menos impacto.
Indudablemente su ejemplo es admirable, hasta el punto que sería una pena que no llegara al máximo de personas.
Ese amor por los demás animales, sin mirar la especie, su afán protector, y su permanente entrega sin esperar retribuciones, engrandecen aún más su vida.

Es una lástima que no sepamos qué pensarán los que la abandonaron, ya que, me imagino, la Policía los habrá localizado por el chip o por el sitio del hallazgo. Los ingleses son muy rigurosos para estas cosas.

Nuevamente (y ya van…) te felicito y me descubro ante tu prosa.

Un afectuoso saludo.

Yaiza dijo...

Pobre Jasmine. Qué trago más malo vivió. Encerrada en aquella soledad, herida, llena de miedo. Seguramente presintiendo la muerte. Preguntándose por su familia humana. Quería verlos y les perdonaría todo. Me imagino cómo temblaba cuando escuchó voces raras, y los policías, gente que ella nunca había visto.
Esos policías que tuvieron mucho que ver en su vida posterior. Ellos la llevaron al lugar donde sería feliz.
Y después su ejemplo de amor infinito. Como
una madre se entregaba a los demás animales.
A ella no le importaba la especie. Ella sólo
quería entregar su amor, y lo entrega hasta hoy.
Si en España hubiera un santuario así, seguramente habría otras Jasmines. Y de no ser como ella, el
día que exista será muy diferente la vida para muchos animales.

Ricardo, otra vez lloré, pero de felicidad. Tu prosa y
Jasmine me han traído un momento inolvidable.

Qué bien escribes, tío.

Un beso desde Las Palmas de Gran Canaria

Monos Sabios dijo...

Excelente blog y gran sensibilidad de quién lo lleva adelante, los otros animales, las otras especies no deberían asombrarnos, los que nos asombran son los seres de nuestra especie por la falta de consideración. Abrazo a todos,

Patrizia D'Ambrosio
www.monossabios.com

Lisdre :-) dijo...

Es una historia realemnete hermosa e increible!!!!.
Jasmine transmite mucho, ella entrega sin limites todo el amor que le negaron. Totalmente fasciante, excelente manera de narrar la historia, gracias por cada escrito que nos traes!!!

Un gran abrazo....

KukasWorld.com dijo...

Jasmine guapísima! Preciosa historia :)

Marcela Paz dijo...

Es una hermosa historia...los animales son nobles, no mienten y respetan ante todo y a todos...mientras mas conozco a los hombres mas quiero a mis gatas...

Milu dijo...

Leyendo esta historia, algunas lagrimas se me cayeron , primero porque n puedo imaginar como gente tan estupida sin corazon puede abandonar sus animalitos , creo que ellos alegran siempre nuestras vidas y son como nuestros hermanitos.

Jasmine es realmente impresionante , dificil de creer , pero se que es cierto , creo que ella nos ensenia que a pesar del dolor que otros nos puedan dar , nosotros podeos dar amor...que historia mas hermosa...

Gemuca dijo...

Que linda,cuanto tenemos que aprender de ellos...nosotros nunca tendremos un corazón tan puro y limpio como ellos.
Gracias Ricardo por esta historia y un fuerte abrazo

Maria dijo...

Ella nos da ejemplo a los humanos. Qué ternura, qué delicia, qué bondad.
Ricardo, una belleza la narración. Gracias.

adopta ya salamanca dijo...

Estoy muy emocionada con esta maravillosa historia. Os digo de verdad q mi corazón ha latido más fuerte al leerla.
Gracias Ricardo.

Anna Maria Villalonga dijo...

Precioso texto y preciosa historia. Yo, que amo con locura a todos los animales, no estoy sorprendida. Nunca me extraña la buena voluntad, el amor y la entrega desinteresada de un perro o de un gato, o de cualquier animal. Es de ellos de quienes hemos de aprender nosotros. Siempre. Muchas gracias por este testimonio emocionante y magnífico. Jasmine es preciosa.

sireimar dijo...

Es una historia realmente preciosa, cada día aprendo algo nuevo y fascinante de los animales.

pilar berral montero dijo...

me parece admirable lo de este angelito de perrita me la comeria a besos es un angel realmente lo es..deberiamos de aprender tantisimas cosas de ellos.....

Marycarmen dijo...

!´Que historia tan hermosa¡¡, se me saltaron las lágrimas por el relato de esta perrita, la verdad es que tiene una mirada de ángel, además quiero felicitar a todas aquellas personas que hacen posible el recate y cuidado de animales abandonados e indefensos, la verdad son gente que valen mucho. Un saludo...

carola longarte dijo...

qué bonita historia. no he podido dejar de emocionarme al leerla.
Impresionante y tierna.
por qué no aprenderemos de ellos?
besos y gracias!

Elena dijo...

Dios existe y esta en la tierra dentro del alma de esta preciosa criatura.