Tu trato con los animales hablará de ti mejor que tus palabras -R.M.J.

miércoles, 28 de septiembre de 9707

BLOG COMPLEMENTARIO





Visítalo y conocerás las actividades que desarrollan los defensores de los animales.

.
 

domingo, 16 de septiembre de 2018

Perrita pitbull ayuda a anciano enfermo


ESTRELLA, EL AMOR DE UNA PERRA DE RAZA CONSIDERADA PELIGROSA
.
.
Una perrita vagabunda cuida toda la noche de un anciano con Alzheimer que se había perdido
.
.
Esta es la historia de Francisco y Estrella. Él, anciano diagnosticado con Alzheimer. Ella, una perrita vagabunda con mucho corazón y un gran instinto.
.
.
Sus caminos se cruzaron una noche fría de finales de agosto en Burriana (Castellón). Francisco, de 75 años, salió de su casa sin que nadie se percatara hasta pasado un tiempo. Tiempo suficiente para que se perdiera en la lejanía de su casa. Aunque, no importa que se hubiera perdido más cerca. El Alzheimer con el que lucha cada día, no le habría dejado volver.
.
Francisco caminó desorientado y sin rumbo, hasta llegar a una zona de naranjos donde quedó atrapado en un socavón de fango. Al no tener fuerza física suficiente, no podía salir de allí. Fue en ese momento cuando apareció 'Estrella', una cachorrita de Pitbull de cuatro meses que también andaba entre naranjos. No se sabe su procedencia, si es abandonada o vagabunda. El caso es que fue la salvación del anciano aquella noche. Estrella se percató de que Francisco necesitaba ayuda y no dudó en acercarse y tumbarse junto a él para darle calor. Y así se mantuvo durante las 15 horas que la Policía Local tardó en encontrarlos.
.

 .
La familia de Francisco no se había olvidado de él, pero tomó la dirección contraria a donde estaba, al empezar la búsqueda. Tras no encontrar ni una pista sobre él, se inició un rastreo masivo en Burriana: 1.000 bicicletas, 60 vehículos, familiares y amigos llamándolo por las calles. Pero nadie imaginaba que Francisco había salido del pueblo por su propio pie.
.
Con algún rasguño e hipotermia, así lo encontraron. Pero no estaba solo, ni lo volverá a estar. Incluso cuando se lo llevaron en la ambulancia, la perrita le siguió y se montó con él. Pero al no tener dueño, había que llevarla a la perrera. Entonces, María Gracia (la hija de Francisco) se hizo cargo, se quedaban con ella. Y así fue como Estrella ganó una familia, gracias a su gran acto de bondad. De ahí su nombre; según hija de Francisco, para su padre “la perrita fue su buena estrella esa noche oscura”
.
 .
La madrugada del suceso a Francisco lo llevaron al hospital y a Estrella al veterinario. Días más tarde, tras curar al anciano y desparasitar a la pequeña Pitbull, ambos se reencontraron, Estrella corrió hacia Francisco como si lo conociera desde siempre. Lo primero que hizo fue lamerle las heridas que todavía tenía en las rodillas. María Gracia, no pudo contener las lágrimas al ver esta entrañable escena. Desde ese momento, los protagonistas de esta historia con final feliz, viven juntos bajo el mismo techo,  donde Estrella se encargará de cuidar fielmente a Francisco, día tras día.
.
.
.
Fuente:
http://cg.facilisimo.com/dsk/2309144.html
.
.
Enlaces de interés:
http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/castellon/perrita-estrella-ya-podra-cuidar-siempre-francisco_1168984.html
.
https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20180904/final-feliz-perrita-anciano-alzheimer-7017308
.
.
.
SI NO SABES AMAR A UN ANIMAL TODAVÍA NO HAS APRENDIDO A VIVIR
.
.
.
PUBLICADO POR RICARDO MUÑOZ JOSÉ
http://linde5-otroenfoque.blogspot.com.es/
http://linde5-otroenfoquenoticias.blogspot.com.es/

miércoles, 1 de agosto de 2018

.
UNA DEMOSTRACIÓN DEL AMOR MATERNAL ANIMAL
.
.
Una orca en duelo cargó por el océano durante tres días a su cría muerta
.
30 de julio de 2018  
.
.
La tristeza de una ballena orca desconsolada se ha convertido en un emblema de su población en apuros. La ballena cargó a su cría, que murió media hora después de su nacimiento el 24 de julio, en su nariz durante al menos tres días.
.
Ken Balcomb, el fundador del Centro de Investigación de Ballenas, dijo a The New York Times: "Sabemos lo que está pasando, pero esta es una especie de gira casi, como si simplemente no la soltara".
.
.
Cuando el cuerpo cayó al agua, la madre lo arrastró hacia la superficie. Luego nadó con él por 150 millas en el Océano Pacífico, desde la costa de Victoria, Columbia Británica, hasta las aguas cerca de las Islas San Juan y Vancouver.
.
"Nos apena informar que un bebé de ballena asesina murió al poco tiempo de nacer en Victoria, Columbia Británica. Al recién nacido se lo había visto vivo y nadando con su madre", reportaron en Twitter el Centro de Investigación de Ballenas.
.
 .
.
Fuente:
https://www.lanacion.com.ar/2157653-una-orca-en-duelo-cargo-durante-tres-dias-a-su-cria-muerta-por-el-oceano
.
Enlace:
https://saludmentalperinatal.es/por-tercer-dia-la-madre-orca-en-duelo-lleva-encima-a-su-cria-muerta/

.
.
.
SI NO SABES APRERCIAR EL DOLOR DE UN ANIMAL, TUS SENTIMIENTOS ESTÁN EN ESTADO DE AUSENCIA
.
.
.
PUBLICADO POR RICARDO MUÑOZ JOSÉ
http://linde5-otroenfoque.blogspot.com.es/
http://linde5-otroenfoquenoticias.blogspot.com.es/

miércoles, 23 de mayo de 2018

KOSTIK: El perro de los novios.


Autor del texto: RICARDO MUÑOZ JOSÉ

.
¿UN CAN HIZO DE LA ESPERA EL OXÍGENO DE SU VIDA?

..
... Togliatti, Rusia, verano de 1995. El coche se aproximaba a la ciudad acarreando en el vientre una joven pareja. Al volante él, al lado ella, y en el asiento de atrás, un perro ovejero alemán dormía rezumando sosiego. La felicidad flotaba en el aire. Los corazones enamorados latían al unísono. En cada mirada un mensaje, y en cada mensaje una renovada promesa de amor.
..... El asfalto en calma, un escaso tráfico, y las ruedas sueltas en monótono diálogo con la aspereza del pavimento. Una curva. De pronto, ¡sobre la calzada un camión sin las luces de precaución! Al conductor no le dio tiempo de evitar la acometida... ¡El choque fue brutal! Un ruido ensordecedor acompañó el vuelo de las chispas del metal agredido. Después, silencio... La carrocería destartalada mostraba una mueca de espanto.
..... La esposa murió en el acto. El hombre, moribundo, quedó atrapado en el amasijo de hierros retorcidos. El perro salió disparado sin sufrir daño alguno.
..
.... Otros vehículos frenaron y varias personas descendieron apresuradas, a unirse a los vecinos que acudían a prestar un primer auxilio.
..... Entre todos, aunando esfuerzos lograron sacar al conductor del cepo metálico. El perro, mudo testigo, observaba. Observaba sin comprender.
..... El ulular de la sirena anunciando el arribo de ayuda, pidió paso. La ambulancia constituía el único puente a la salvación. Los sanitarios cargaron al herido en una camilla. El accidentado, en un relámpago de conciencia, alcanzó a mirar al can como diciéndole "espérame". La estridencia de la sirena obtuvo vía libre, y acabó apagándose en la distancia llevada por la urgencia.
..... Al poco rato, el cuerpo de la única víctima partió rumbo al depósito de cadáveres.
..... El perro, en silente actitud, miraba.
..... El andar del tráfico tornó a la normalidad. La vida seguía.
.
.
.... A las pocas horas el flamante esposo abandonaba este mundo, seguramente para continuar el interrumpido sueño de amor en otra dimensión; en ese eterno rincón de las almas diáfanas. En la muerte, los dos estarían juntos nuevamente.
..... Según la versión oficial, el automóvil color guinda había chocado contra un camión parado en la carretera por culpa de una avería. Los fallecidos eran Yuri y Elena, una pareja de recién casados que pasaba por Togliatti, regresando del viaje de boda.
.


..... Lo empezaron a ver sentado a la vera del camino, en aquel verano de 1995. La solitaria presencia del animal atrajo la curiosidad, y esa curiosidad derivó en la simpatía general. Nadie lo dudó; esperaba el regreso del amigo al que vio salir convida. La fidelidad irrompible, envuelta en una mansedumbre adobada en espinas, cual espada existiendo en medio del dolor, era la desoladora imagen de un pétalo caído percutiendo en los ojos humanos; descabalgando emociones. Sin saberlo, el perro, minuto a minuto, jornada a jornada, íbase haciendo paisaje.
.
..
... El adurir inmóvil del estío, igual que un insondable fantasma, insistía en entonarle la canción del abandono, invitándolo a la renuncia. Más él, desde la cima del desespero destilaba un firme convencimiento; si Yuri de allí partió, allí volvería.
..... Paladeando soledad en la inalterable persistencia, y convirtiendo la espera en música callada, elevaba el marchito mirar hacia el abismo del silencio, a fin de procurar en el vacío un asidero de consuelo. Mientras tanto, crujía el desamparo en el vibrante galopar de las máquinas montadas en la inutilidad de la prisa. Las orejas se alzaban al divisar un automóvil, y corría a su encuentro. Incluso, muchas veces, en veloz carrera acompañaba el cruce de un vehículo. Los coches desaparecían tragados por la brumosa boca de la lejanía, y él quedaba ahí, olfateando el aire, mirando sin descanso. Los ojos recorrían la calzada como barca a la deriva, sin rumbo, sin timón, sin puerto. Siempre con la umbrosa mirada agregándole sombra a la solitud, y la desolación que lo coronaba poniéndole en la testa el peso de la expectativa.
..... Hubo personas bondadosas, que dolidas por el drama del animal, intentaron adoptarlo y así darle un nuevo hogar. Ninguna tentativa alcanzó el éxito; el can volvía al borde del asfalto, y armado de una infinita paciencia, manteníase al acecho aguardando el ansiado retorno de Yuri. Y allí estaba, desde el esplendor del día sin final hasta el tramo crepuscular, para que su amor sobrevolara la noche inquietante; asumiendo la realidad desnuda, remando a contracorriente, poniendo en el reencuentro el impalpable aleteo de una ilusión.
..... Para aliviar tan amargo hado, los vecinos le traían comida y agua.

..... A raíz de la conmovedora insistencia de aquel animal sin nombre, el pueblo lo llamó Kostik (diminutivo de konstantin, "constante"). Y Kostik, enarbolando el cariñoso calificativo, perduraba al borde del pavimento, fiel al desabrido designio; manteniendo en la superficie el discurrir del inquebrantable atalayar.
..... Palpitando al compás del sitio, el pobre era solo un bulto viviendo en el titilar del empeño; una presencia pálida que silenciosa recorría las venas de la esperanza.
..... El firmamento en interminable transformación mudaba el maquillaje, yendo del azul cobalto al suntuoso bermellón, acabando por desembarcar en el azabache espolvoreado de titilantes astros. Y él sin moverse, en muda actitud, escuchando a la larva calar la tierra, viendo brotar la hierba, parpadeando por el ímpetu de la luz, mordiendo la espera en el desfile de los días, adecuando el aullido a la indiferencia de la piedra.
 
(Única foto de Kostik)
.
.... Llegó el invierno, y con el invierno las primeras nevadas. La gente, enternecida, llevábale agua tibia y cajas de cartón donde pudiera cobijarse, puesto que vivía acosado por la nieve, a merced del llanto del cielo, en medio del trueno terrible, desnudo frente al azote de la tormenta, y a unas temperaturas de hasta veinte grados bajo cero. Pero nada doblegaba la voluntad de Kostik. Estación tras estación, ya sea atenazado por el imperio del frío o la prepotencia del calor, él resistía imperturbable, atornillado al sitio, inaccesible al desaliento; con las pupilas estampadas en el pavimento, y acompañado por los árboles que lo miraban desde la estatura de las ramas. Ninguna fuerza podía apearlo del empeño; ni el mazazo de las horas, ni el peso del cansancio, ni la intemperie aniquiladora. Solamente iba a claudicar ante el puño de la muerte.
..... Día y noche, noche y día, para Kostik todo expresaba carencias de forma y de longitud. Cada jornada resumía un opaco espejo temblando en el rugir de los motores, trayendo desde lueñes sitios un repetido ambular tachonado de desesperanza.
 
..
... El infinito aterrizaba en la infinidad de una gota, la sombra resumía el vacío, el temor abanicaba los huesos, la tierra latía sin agobios; en cada aurora recobraba la vieja piel, y cuando la oscuridad íbase hundiendo en los dedos de la luz, la noche ya era un raudal imparable amenazando la penumbra que corría a refugiarse en los frisos de las cosas, absorbiendo la temeridad de lo ignoto. Tras el tranco nocturno, el cielo enseñaba el caparazón azul a fin de que la claridad esculpiera figuras derrumbando miedos, removiendo colores. Una jornada más y todo igual; el hielo seguía agazapado en el agua, la nieve campaba encerrada en la nívea consistencia, los ríos no detenían el viaje sin retorno, ni el asfalto dejaría de lijar las ruedas. Kostik enfrentaba la tenaz desolación teniendo al viento silbando en la carretera, el revuelo de pájaros anunciando lluvia, y el desfile motorizado midiendo la distancia.
 
...
.. Transcurría el año 2002. La noche adulta se abrió al estallido de la indisposición. De golpe el plomo de una molestia le desembarcó en el cuerpo, y al caer en manos del dolor, el corazón trastabillando le habló a Kostik de un severo contratiempo; la proximidad de la insalvable partida. Caminó casi arrastrándose, hilvanando esfuerzos y jadeos. El bosque cercano le mostró el cobijo de la madera. El disparo de un gemido rodó apuntando a la tumba, hasta quedar atrapado en medio del murallón vegetal. Cayó diseñando un ademán de resignación. Lejos del oleaje de las miradas y del hierro motorizado. Entonces cerró los párpados, en lontananza escuchó el llamado del adiós, y partió entre el sollozo de las plantas y el mirar de las aves nocturnas. Finalizó su andadura en un apartado peldaño de la geografía, besando la tierra devoradora, que al comerse la carne le comería los huesos. En aquella despedida el mutismo halló asilo en el atril de un arbusto. Kostik ya era pasajero de un tiempo concluido. Se marchó goteando soledad, abrigado por las hojas, transportado por el suspiro de la naturaleza. Así dejó este mundo el catador de sueños, el buceador de estrellas; esa existencia descuartizada por la dentadura de la espera, corroída por el ácido de cada nuevo amanecer, aplastada por el péndulo del incesante reloj. Kostik zarpó al encuentro del amigo. Ahora sí, el ave de la felicidad lo abanicaba con alas de entusiasmo.
..... La alborada derramó luz en el techo de la arboleda, y Febo, dueño de la claridad, plantó presencia en el discurrir de otro día. Unos niños del vecindario hallaron el cuerpo. Había fallecido de muerte natural. Tal vez, al sentir el aliento naufragar, fue al bosque a morir en soledad, evitando desmoronarse en el lugar que insitía en aguardar a Yuri, su amigo del alma.
..... El entorno quedó poblado de ausencia. Kostik habíase ido del brazo de la parca, y el pesar, al cavar hondo en el ánimo de la gente, dejó que la tristeza reflejada en las lágrimas, echara anclas para siempre en la memoria de todos.
 
..
... No obstante, algo extraño sucedió a continuación. El perro estaba muerto, pero los vecinos continuaban viéndolo por las noches. Y no una sola persona, sino varias. ¿Tal misterio encontró hueco en la superstición? ¿La sugestión hacía ver lo que quería verse? ¿Sería un can parecido al que confundieron con Kostik? ¿Se produjo un fenómeno paranormal explicable a través del esoterismo?
..... A iniciativa del Rotary Club, en el mismo punto donde Kostik estableció la espera, le construyeron el mayor homenaje. Lo llamaron "Monumento a la Fidelidad". La ejecución hecha lágrima, saltó de la emotividad a las manos del escultor Oleg Klyuev, resultando una obra realizada en bronce sobre un pedestal de granito. El costo ascendió a doscientos cincuenta mil rublos, suma sufragada por donación popular. Oleg Klyuev, esculpió la cabeza del animal vuelta hacia la carretera, mirando el tráfico, igual que si estuviera aguardando al amigo.
 
.
.... El domingo 1 de junio de 2003, un día, por agradable coincidencia, de calor veraniego, tuvo lugar la inauguración. acudieron las autoridades locales, representantes del Rotary Club, periodistas, y habitantes de todos los rincones de la región. Presidió el acto el alcalde Nikolay Rents, quien, muy emocionado, dijo: "Nuestra ciudad ahora posee un símbolo. Así como Copenhague tiene a la famosa sirena, y Bruselas al conocido muchacho, nosotros en Togliatti tenemos un monumento al perro. A un perro que por su fidelidad ya es leyenda".
 
 
..... Con el tiempo la estatua de Kostik devino en atracción, siendo la más visitada de Togliatti. Inclusive, se transformó en paso obligatorio para los recién casados. Las parejas, antes de iniciar el viaje de luna de miel, le frotan la nariz a fin de obtener felicidad. La costumbre ha calado hondo, y por culpa del reiterado ritual, el hocico de la escultura permanece brillante. De este modo, el humilde Kostik pasó a ser conocido en toda Rusia por "el perro de los novios".
.
.
Autor: Ricardo Muñoz José
Reminiscencia elaborada con la historia y las imágenes obtenidas en Internet.

sábado, 25 de noviembre de 2017

La realidad por encima de la ficción

.

VIAJE AL INFIERNO



Miré a Bossy, mi perro. Dormía a mis pies. Él descansaba feliz y yo también estaba feliz, porque al fin, después de tanto tiempo iba a trabajar. Por lo visto, los estudios empezarían a darme satisfacciones.
Yo había estudiado medicina, y por vocación me inclinaba hacia la investigación. Y dado que era proclive a una vida científica, meses atrás presenté una solicitud en la Universidad de Nottingham, con la esperanza de ser aceptado y comenzar mi carrera.

Cuando la carta de citación llegó a mis manos, me excité. Fui admitido y debía presentarme al día siguiente.
Al salir, el bueno de Bossy agitó la cola entusiasmado, deseándome suerte.
.-Ha sido asignado como ayudante de investigación.
La frase sonó a gloria. El sueño empezaba a hacerse realidad.




Escoltado por una secretaria de administración, atravesé varios pasillos amplios y luminosos.
Al llegar a la puerta y leer el cartel, el mundo se me vino abajo. En letras doradas ponía: LABORATORIO DE VIVISECCIÓN




En clases de biología yo había practicado la disección con insectos y ranas, y siempre lo pasé mal. Era una práctica superior a mi deseo de aprender. Incluso viví una devastadora experiencia. Con sólo recordarlo me deprimo. Tuve que asistir a una clase mixta para estudiantes de medicina y de enfermería, sobre Intubación Endotraqueal. Pero no era una sesión orientada a través de proyección de imágenes, ni tampoco con el uso de dummys. Iba a hacerse con un gato vivo. El impacto en los estudiantes fue patente. El profesor, en un intento de calmar los ánimos, explicó:
-No vean en este felino un animal doméstico igual al que algunos puedan tener en casa. Este gato está sano y bien cuidado, y se lo mantiene para este fin. Para completar la formación de todos ustedes.
Sí, el gatito era saludable y estaba limpio, pero el miedo en sus ojos hablaba alto; pedía compasión.
El minino pasó de mano en mano, y finalmente lo inmovilizaron. Hubo silencio y lágrimas, No obstante, comenzó la intubación.
Aquel hermoso animal se encrespó acusando el dolor. Su mirada pasaba de rostro en rostro buscando piedad. De los quejidos pasó al ahogo, y sacudió el cuerpo en unas contracciones manifiestas de vómito (algo que no ocurrió porque llevaba ocho horas sin ser alimentado). La desesperación del micifuz en garras humanas, formó un cuadro que aún mantengo en la memoria.
Al día siguiente, cuando pregunté al profesor por el gatito, la respuesta fue tajante:
-¡No sobrevivió!




Entramos al laboratorio. Mis sienes palpitaban desenfrenadas. Sentía debilidad y me movía casi sin fuerzas. La funcionaria hizo la presentación:
-Doctor, el nuevo ayudante.
Era un hombre joven, de gruesas gafas, sonrisa cansada y bien peinado pelo rubio. Me saludó cortésmente, y tras mirarme de la cabeza a los pies en un somero estudio, dijo:
-Haré todo lo posible para que su paso por este laboratorio sea una experiencia decisiva en su formación.




Abrió una puerta. Entramos en una gran sala blanca, limpia, reluciente. Al costado de las paredes veíanse mesas metálicas. En cada una y sujetos por correas, habían perros acostados sobre el lomo, con el estómago descubierto mostrando una herida, o el cráneo perforado dejando ver la masa encefálica, o el pecho abierto. En algunos, los bordes de las heridas tenían alambres de acero haciendo de tensores.
¿Pero, qué mal habían hecho esos animales para estar aquí? Simplemente, no haber tenido un amigo humano y sufrir la falta de amor; la falta de un hogar.
Pude observar corazones latiendo al aire libre. Pulmones hinchándose y deshinchándose. Las venas de los tubos bronquiales que parecían marañas de ramas. Hígados de color rojo brillante. Cerebros soltando una sustancia color rosa blancuzca. Intestinos enredados como un montón de serpientes. Labios temblorosos, hocicos inmovilizados. Y lo más curioso, no se oía un gemido de los perros torturados.




Al pasar, todos los canes volvieron la vista hacia nosotros, con miradas suplicantes, cargadas de una expresión de oscuros presentimientos. Sus ojos seguían los movimientos que hacíamos.
Sentí un escalofrío. De pronto mi cuerpo se endureció. No podía dar un paso. El médico me puso una mano en un hombro y exclamó:
-Coraje. Usted es un investigador y en nombre de la investigación hay que dejar de lado los escrúpulos.
Tales palabras no consiguieron disipar el frío que me congelaba los huesos.
De repente, en una de las mesas vi un perro idéntico a Bossy, a mi Bossy. Me arrimé e incliné sobre él. Un gesto desencajado se plantó en mi cara y fue a unirse al ritmo acelerado de mi corazón. Capté un olor rancio, un olor a sangre coagulada. Me atrapó el temblor.




El perro estaba tumbado encima de la espalda, con el estómago abierto y un estroboscopio enterrado en el hígado. Lo miré. En aquellos ojos había lágrimas. Respiraba suavemente con la boca semiabierta. El cuerpo le tiritaba, como si estuviera sometido a un dolor constante. Me miraba fijamente, su sufrimiento agonizante me apuñaló el alma. En un impulsivo arranque me acerqué más. Soltó un gemido desafinado. No había luz en sus ojos castaños, y la cola se semejaba a una víbora muerta. Le acaricie la cabeza. Las orejas permanecieron caídas, en postura vencida.
-Bossy –exclamé inconcientemente, atribuyéndole el nombre de mi perro.
El médico se acercó y me dijo:
-Está usted de suerte. El experimento con este animal ha finalizado. Vamos a ponerle la inyección final.



Le hizo una seña a un ayudante. Este se aproximó con una jeringa. Fui hasta el asistente y con voz quebrada alcancé a decirle:
-Por favor, que no sufra, que no sufra…
El llanto rodó por mis mejillas. La pena me paralizó.
-Va a quedar dormido para siempre –explicó el doctor-. Ojalá nuestra muerte sea tan pacífica como la de él.
Yo, cerré los ojos. Renunciaba a verlo morir.
-No se agobie y observe. Esto es muy rápido –aclaró el doctor.
El perro no despegaba los ojos de mí. Poco a poco se fue desinflando, desparramándose en el frío metal de la mesa. La lengua cayó para un costado igual a una marioneta. Largó un leve suspiro… Todo había acabado.
Acongojado paseé la vista por la sala. Los demás perros también me miraban. Y me miraban como acusándome de no haber hecho nada para salvar al amigo.



De pronto, advertí una extraña presencia.
-¿Por qué este silencio? –grité.
Nos envolvía un silencio horrible, un silencio alarmante, espeso, agresivo; era el silencio de la muerte.
-¿Por qué no ladran? -volví a gritar- ¿Por qué no protestan? ¿Por qué no chillan?
El médico se acercó a mí, y con voz calma, aclaró:
-Antes de iniciar el trabajo les cortamos las cuerdas vocales.





Aun siendo un científico vocacional, no pude desentenderme de consideraciones morales y éticas. Los humanos somos la especie preponderante en la Tierra, y poseemos la capacidad, pero no el derecho, de abusar y someter a los animales llamados inferiores, en nombre de la adquisición de unos conocimientos, generalmente pseudocientíficos, que servirán a intereses netamente comerciales…
.
De este modo, batí el record mundial de permanencia en un trabajo; emepecé y una hora después fui despedido.
Con este precedente, el deseado futuro científico entraba en vías de extinción. Pero no me arrepentía; mi amor por los animales lo dispuso así.




Llevo unos años trabajando como conductor de carretillas elevadoras, en una empresa de construcción.



Para concluir, voy a recordar una anécdota vivida y contada por el doctor Cristian Barnard.
-"Había comprado dos chimpancés en una colonia de primates en Holanda. Durante meses vivieron juntos, aunque en jaulas separadas, en la sala de espera de mi laboratorio, y muy animados “hablaban” sin cesar. Estaban destinados a la investigación de trasplantes de corazón y actuarían como donantes.
Llevamos uno a la mesa de operaciones. No soportó la prueba. Cuando sacamos el cuerpo y pasamos por delante del otro chimpancé, éste lloraba amargamente, y continuó llorando durante días.
El incidente causó una profunda impresión en mí. Nunca más experimenté con seres tan sensibles".
.
.

Autor: Bryan Jackson – Londres, Inglaterra.Traducción: Gorka Ibarra

http://www.vivisectioninfo.org/
.
.


Texto incluido en el libro "POR LOS ANIMALES" - Un viaje a la ternura.



.LOS ANIMALES; EL SILENCIO DE LOS DÉBILES.
.

.
.
.
PUBLICADO POR RICARDO MUÑOZ JOSÉ


domingo, 25 de junio de 2017

Ayudemos a las aves

.
ES NECESARIA
TU COLABORACIÓN
.
Por favor, difunde
.
.
 .
SI NO SABES AMAR A UN ANIMAL
TODAVÍA NO HAS APRENDIDO A VIVIR
.
.
PUBLICADO POR RICARDO MUÑOZ JOSÉ
http://linde5-otroenfoque.blogspot.com.es/
http://linde5-otroenfoquenoticias.blogspot.com.es/

lunes, 22 de mayo de 2017

.
CONSEJOS ÚTILES
 PARA GENTE CON MASCOTAS
.
.
PRIMEROS AUXILIOS I (Envenenamiento)
.
QUÉ HACER EN CASO DE ENVENENAMIENTO DE NUESTRA MASCOTA
.

.
Los perros son animales curiosos por naturaleza y suelen meterse en problemas con demasiada frecuencia por esa curiosidad. Si además se trata de un cachorro o un perro adulto juguetón, exploraran e investigan con mayor energía.
.
Además hay que tener en cuenta que son de naturaleza carroñera y depredadora por lo que todo lo que sea de su interés y este a su alcance lo comerán sin evaluar en primera instancia si es o no perjudicial para su integridad física, por lo tanto los dueños deben tomar precauciones y vigilar a su perro para evitar que corra peligro o encuentre algo dañino para su salud.
.
Debe acudirse al veterinario en todos esos casos en que un perro sano, durante o después del paseo comience a tener síntomas raros.
.
Recuerde que nunca sabremos el tipo de veneno con el que ha sido intoxicado, y en la mayoría de los casos puede que sea tarde.
.
Si sorprendemos a nuestro perro comiendo alguna sustancia tóxica deberemos:
• - Ubicar la sustancia ingerida e identificar los componentes en el envase (mientras más rápido se sepa que fue lo que se ingirió, más rápido se podrá tomar la actuación de auxilio)
• - Llamar de inmediato al veterinario por si debemos aplicar alguna medida de primeros auxilios, como inducir el vómito, dar de beber algo, etc. Es importante recalcar que cualquiera de estas medidas varían mucho dependiendo del tóxico ingerido por lo que no se pueden aplicar si se desconoce la causa del envenenamiento. En algunos casos el vómito retardaría la absorción, en otros podría causarle la muerte.
• - Llevarlo rápidamente al veterinario, junto con una muestra del tóxico y el envase del mismo.
.
Qué no hay que hacer:
• - Dar agua, leche, o un lavado gástrico sin antes conocer el tóxico podría agravar las lesiones, y la intoxicación, al facilitar su absorción.
• - Hacer vomitar en caso de ingestión de productos corrosivos, de petróleo y sus derivados, en caso de coma, convulsiones, trastornos respiratorios graves...Eso podría agravar las lesiones o extenderlas a otros órganos por una falsa deglución.
• - Dar un purgante sin conocer el tóxico; algunos purgantes facilitan la absorción digestiva o tienen propiedades parecidas por lo que agravarían los síntomas.
.
"Para un perro con un cuadro de intoxicación grave de origen digestivo se puede recurrir al agua oxigenada para provocar el vómito y expulsar así la sustancia tóxica".
• - Limpiar o lavar el pelaje del perro impregnado de gasolina o petróleo con un disolvente orgánico, lo que facilita la absorción.
.
"Si el perro se ha intoxicado por inmersión en sustancias químicas, se le lavará con agua abundante, y aclarará para evitar que los elementos nocivos sean absorbidos por vía cutánea".
.
Consejos para provocar el vomito en nuestra mascota

• - Algo casero para que le hagas tomar: 1/4 litro de vaselina líquida con 4 o 5 comprimidos de Carbón molidos. Esto disminuye la absorción de los venenos o tóxicos.
• - Si no han pasado más de 30 minutos desde la ingestión del veneno puedes intentar provocarle el vómito dándole a tomar una tacita de agua oxigenada o agua común muy salada. Esto sólo si el animal no está desmayado o inconsciente.
.
Primeros auxilios II (resucitación cardio-pulmonar)
.
.
Todos, absolutamente todos, debemos aprender esta técnica ya que puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte de nuestro compañero.
Es semejante al RCP para los seres humanos. Estas instrucciones son para animales en estado de inconsciencia (no hay riesgo de ser mordidos por el animal), sin respiración, con falta de latidos o latidos leves.
.
Instrucciones:
- El animal debe estar tendido de costado (decúbito lateral) con el lado derecho apoyado en el piso (o sea con el lado izquierdo hacia arriba) con esta posición dejamos el corazón del animal a nuestro alcance, así podremos verificar el pulso y aplicar las compresiones de modo correcto.
- Abra la boca del animal y asegúrese de que las vías respiratorias están libres de obstrucciones. Quite cualquier obstrucción, revise si hay latidos y/o respiración.
- Extienda la cabeza del animal hacia atrás (esta debe formar una línea recta con el lomo) y haga varias respiraciones artificiales, CORTAS pero FUERTES:
.
Para perros grandes: Ciérrele firmemente la mandíbula y con su boca cubra la nariz del animal. Exhale.
Para perros pequeños y gatos: Ciérrele firmemente la mandíbula y con su boca cubra el hocico completo del animal (al ser mas pequeño toda la trompa del animal entrará en su boca). Exhale.
-  Si lo está haciendo correctamente el pecho del animal debe levantarse.
Realice compresiones de pecho:
-  Con el animal acostado sobre su lado derecho, realizar entre 10 y 15 compresiones FIRMES con la parte dura de la palma de las manos, sobre las costillas justo detrás de la articulación de la pata delantera (escapulohumeral)
• - Intercalar 5 respiraciones cortas y 10 compresiones en perros pequeños, perros medianos y gatos.
- Intercalar 10 respiraciones cortas y 15 compresiones en perros medianos y grandes.
- La frecuencia (velocidad) de las compresiones será un poco más rápido que uno por segundo.
.
.
Primeros auxilios III (maniobra de Heimlich)
.
.
Cuando de pronto un perro o gato se pone a toser violentamente y parece que se le dificulta la respiración, es posible que haya tragado un objeto que obstruye su garganta, lo que es sumamente angustioso, tanto para el perro como para quienes lo observan. El objeto puede ser un bocado de comi­da, un juguete o cualquier otra cosa. Este bloqueo es sumamente peligroso pues se interrumpe la respiración, por lo que hay que actuar de inmediato para salvar la vida del perro, desde luego to­mando las debidas precauciones para evitar ser mordido. En el caso del gato puede ser una bola de pelos, la cual produce tos por un corto tiempo y luego expulsa el bollo, no suele provocar demasiados problemas.
.
La situación ideal es que intervengan dos personas, una soste­niendo con firmeza al animal e inmovilizándolo entre sus piernas mientras con las manos le abre lo máximo la boca, en tanto la segunda persona trata de localizar el objeto atorado y removerlo, ya sea valiéndose de los dedos o usando unas pinzas. Desde luego esta operación se facilita si el animal ha perdido la conciencia, pero debe actuarse con rapidez.
.
En el común de los casos, el objeto puede ser visto, pues se trata de algo tan grande que sobresale en la boca; pero también es frecuente que el objeto se encuentre insertado en la traquea y no pueda verse, por tanto habrá que intentar otros métodos; si se trata de un perro grande, recurrir a la llamada “maniobra de Heimlich”. Si el perro está inconsciente, se puede intentar con el perro acostado de lado, presionando fuertemente con una mano sobre las costillas y la otra debajo, tratando de producir un efecto de “fue­lle”, o sea que la presión del aire de los pulmones tenderá a desalo­jar el objeto. Tratándose de un perro pequeño, esta operación puede intentarse sosteniendo al perro por las patas traseras y ponién­dolo boca abajo, lo que da la ventaja de aprovecha la gravedad.
.
Cuando se ha suspendido por mucho tiempo la respiración del animal, éste puede seguir sin respirar incluso si ya se ha liberado del objeto extraño, por lo que será necesario darle respiración arti­ficial o resucitación cardiopulmonar, dependiendo de las circuns­tancias. Si el perro es salvado, de todas maneras es necesario llevarlo al veterinario para que sea revisado.
.
Cómo realizar la maniobra de Heimlich
Coloca tus brazos al rededor del perro y junta tus manos justo debajo de su caja torácica (en el abdomen), usando ambos brazos déle 5 empujes fuertes en el abdomen. Revise entonces la boca del animal o las vías respiratorias para retirar cualquier objeto.

.
.
Primeros auxilios IV (golpe de calor)
.
.
Con la llegada del verano, el calor representa uno de los principales problemas al que se ve expuesto nuestro perro. El perro, es mucho más sensible al calor que los humanos, y un día caluroso puede ser muy peligroso para él si la exposición pasa de lo razonable.
.
Los perros no pueden regular su temperatura corporal mediante el sudor, debido a que no tienen glándulas sudoríparas repartidas por el cuerpo. Los perros eliminan el calor a través del jadeo y del sudor que expulsan por las almohadillas de sus patas y por las zonas aisladas con poco pelo, como puede ser el vientre.
.
La temperatura promedio en los perros es de 39°C, pero cuando sufren un golpe de calor, ésta puede llegar a los 42°C o más desencadenando una serie in de fallos internos, y en la medida que su sistema termorregulador también va perdiendo el control de la situación, puede llegar a morir.
.
¿Qué es el golpe de calor?
-El golpe de calor o hipertermia en perros, es el aumento temperatura corporal.
¿Cuándo se produce el golpe de calor en el perro?
-El golpe de calor suele presentarse en épocas de mucho calor, como el verano, y cuando hay un alto grado de humedad. Esto provoca que el perro acabe con sus reservas de azúcar y sales minerales, provocando un colapso interno que puede acabar con nuestra mascota en 15 minutos.
-A pesar de la temperatura, hay ambientes que propician el golpe de calor, por ejemplo los espacios reducidos mal ventilados como el coche, una habitación, un balcón, etc.
.
Síntomas que presenta el perro por un golpe de calor:
• - Está perezoso, sin ganas de moverse.
• - Temblores musculares
• - Aumento del ritmo cardíaco.
• - Se tambalea.
• - Jadeo o respiración constante y muy rápido.
• - El perro parece atontado.
• - Babeo espumoso que acelera la deshidratación.
• - Vómito.
• - Aumento de la temperatura corporal.
.
A raíz de estos síntomas, si el perro no es tratado a tiempo, puede presentar:
• - La aparición de pequeñas manchas de sangre en la piel.
• - Padecer una hemorragia gastrointestinal.
• - Sufrir una insuficiencia hepática o renal.
• - Verse afectado por un edema cerebral.
• - Fallo de los órganos.
.
Primeros auxilios ante un golpe de calor en el perro
• - Bajar la temperatura corporal del perro colocándolo en un sitio fresco, ventilado y aplicando frío en las zonas más importantes, como son la cabeza, el cuello, las ingles y las axilas. De este modo, refrescaremos la sangre que va hacia el cerebro, evitando un posible daño cerebral, y bajaremos la velocidad de la respiración.
• - Poner al perro bajo un chorro de agua (templada), es importante mojar la zona de la cabeza ya que en el cerebro se encuentra uno de los centros de control de la temperatura y humedecerle el hocico sin obligarle a beber, puesto que puede que sea incapaz de tragar o que mucha agua lo ahogue. Cuando veamos que la respiración se ha normalizado, podremos sacarlo del chorro de agua pero manteniendo siempre el control de su temperatura.
• - Si queremos que el frío le cale rápido, podemos ayudarnos con ventilador o le podemos pasar cubitos de hielo por la nariz, las axilas y por los lados del cuello.
• - A pesar de todos estos esfuerzos, es fundamental que cuando nos sea posible, llevemos al perro al veterinario. Éste deberá hacerle un reconocimiento y administrarle la medicación adecuada para terminar de recuperarse.
.
Cosas que NUNCA debemos hacer ante un golpe de calor:
• - Cubrir o envolver a nuestro perro con toallas, de esta manera el calor sube en vez de bajar
• - Utilizar agua completamente helada, ya que le podemos provocar daños en el cerebro.
.
¿Cómo prevenir el golpe de calor en el perro? Para evitar que nuestra mascota sufra un golpe de calor hay que actuar con sentido común.
• - Hidratación: el perro debe tener siempre agua fresca y limpia.
• - NO DEJAR AL PERRO ENCERRADO EN EL COCHE
• - Sacar a pasear al perro en los momentos de menos calor.
• - Ejercitar al perro en los momentos de menos calor.
• - No encerrar al perro en un cuarto pequeño y sin ventilación.
• - Si el perro pasa la mayor parte del tiempo en el jardín, acondicionarle algún tejado o sombra.
• - En verano, es mejor darle la comida al perro por la noche porqué después de comer, los perros, son más propensos a sufrir colapsos.
• - En caso de salir de viaje, es aconsejable llevar abundante hielo y agua. Si vemos que el perro se estresa, podemos colocar en el suelo de la jaula transportadora, toallas húmedas.
.
.
Primeros auxilios V (fractura o dislocación)
.
.
.QUÉ HACER EN CASO DE FRACTURA O DISLOCACIÓN
• - El resultado de una caída, accidente o movimiento brusco puede ser una dislocación o ruptura de huesos, siendo la causa más común el atropellamiento, que es precisamente una situación de extrema urgencia y normal­mente requiere primeros auxilios; pero en este caso es necesario evaluar las características de los daños para no agravar la situación del animal.
.
A continuación algunas de las fracturas más comunes y los riesgos que representan:
• - LOMO: Si se rompe la columna vertebral, el daño es muy seve­ro y puede producirse la parálisis de la parte posterior del cuer­po a partir de la fractura, por lo que es necesario mantener inmóvil al animal. Si es indispensable moverlo, es preferible usar una tabla o algún material rígido que haga las veces de camilla, con mucho cuidado lo arrastramos para subirlo y poderlo transportar sin lastimarle la columna. Como último recurso se usará una manta, pues al trasladarlo podríamos lastimarlo más debido al poco control del movimiento,
• - COSTILLAS: Si se sospecha que se han fracturado algunas cos­tillas, lo que debemos hacer es envolver la caja torácica del animal con vendas elásticas u otro material a mano, procurando que el vendaje quede firme pero no demasiado apretado. Si tiene dificultades para respirar, es de suponerse que una costilla rota ha perforado un pulmón; en este caso hay que mo­verlo lo menos posible hasta que llegue la ayuda veterinaria.
• - PATAS: Si el animal ha sido lastimado en una de sus patas, habrá que mantenerlo acostado y envolver el miembro dañado con una toalla, de manera que tenga el menor movimiento posible, sobre todo si notamos que el hueso sobresale de la piel.
• - COLA: La fractura más común de los perros y gatos es la cola, pues fácilmente se les atora al jugar o saltar, y también es muy fre­cuente que sean atrapadas por la puerta del coche. Si se percibe una fractura, lo único que puede hacerse es entablillarla para evitar el movimiento y llevar al animal al veterinario.
.
En todos los casos en que se sospeche de fractura o dislocación, el animal debe ser auscultado por el veterinario y no es conveniente darle nada de comer o beber con anticipación, pues es probable que deba ser anestesiado, ya sea para operar, o simplemente para revisarlo, pues en estado consciente el animal no lo permitiría.

.
.
Fuente:
http://nacidoslibres.blogspot.com.es/
.
.
SI NUNCA HAS AMADO A UN ANIMAL
TODAVÍA NO HAS APRENDIDO A VIVIR
.
.
PUBLICADO POR RICARDO MUÑOZ JOSÉ
http://linde5-otroenfoque.blogspot.com.es/ http://linde5-otroenfoquenoticias.blogspot.com.es/